Hemos Oido Texts for Translation

a place to post texts to be translated

HOW TO TRANSLATE THESE TEXTS

by homiscdocs

PLEASE GO TO HEMOSOIDO.COM TO TRANSLATE.

These posts will be found next to this icon on the left hand side of the page:

Cuba castiga a médicos por usar Revolico / Cubanet, Orlando González

by Auto Post

BenQEl gobierno ha cancelado sus cuentas de correo electrónico en INFOMED, por utilizarlas en el sitio web de clasificados

Orlando González, MAYABEQUE, Cuba, 12 March 2015 — Desde el pasado 23 de febrero, a un número de médicos y estomatólogos cubanos, el gobierno les ha cancelado el servicio de navegación nacional y correo electrónico de la red interna INFOMED, que asigna el estado a los profesionales de la salud. ¿El motivo? Sus emails fueron utilizados para publicar anuncios clasificados en la popular página web Revolico. La aplicación de tal sanción deja en evidencia las intenciones del gobierno de no permitir el libre acceso a las utilidades del Internet, al menos a corto plazo.

La página web de anuncios clasificados http://www.revolico.com es muy conocida entre muchos cubanos de la Isla. En ella se promueve gran parte de los productos que circulan en el mercado negro de la isla y se pueden encontrar una gran variedad de artículos a mejores precios que en la red minorista de tiendas del Estado. El gobierno ha tratado, hasta ahora inútilmente, de bloquear el acceso a la misma. Sin embargo, los cubanos se las arreglan para burlar los controles mediante servicios web diseñados para evadir la censura (VPN y proxies web). Además, en el popular “paquete semanal” llega a los hogares una versión offline de la página, con todos clasificados de la semana anterior.

Tania Alonso, una estomatóloga retirada, de 59 años de edad, nos contó: “El correo electrónico de INFOMED es la única forma que tengo de comunicarme con mi familia en el extranjero. Ahora me lo quitan porque un sobrino mío, que también usa la computadora de mi casa, publicó un anuncio en Revolico para vender su celular y puso mi dirección de correo. Nadie me dijo nada, solo después de que pasé una semana sin servicio de email y pregunté, me informaron que me habían sancionado cancelándome la cuenta. Yo realmente no sé si lo que hizo mi sobrino es tan grave como para eso”.

Varios médicos de distintos municipios argumentan que se han quejado en sus respectivos centros de trabajo, pero no han recibido una explicación que justifique la sanción.

“Es increíble que el acceder a una página de anuncios clasificados, un derecho en casi todos los países del mundo, incluido Venezuela, se considere aquí prácticamente un delito. Entonces, por este ‘desliz’, las autoridades sancionan a médicos, que han cumplido varias misiones internacionalistas, quitándoles la única forma de acceder a la red de INFOMED. Considero que la medida es absurda y que es una total falta de respeto hacia los profesionales de la salud, que somos prácticamente esclavos del gobierno, que trabajamos por un sueldo que apenas alcanza para comer y que en cualquier otro país del mundo seriamos más reconocidos y considerados que en el nuestro. Yo mismo tengo en mis espaldas 3 misiones internacionalistas y me quitaron el servicio por el simple hecho de usar mi correo electrónico como forma de contacto en un anuncio clasificado”, exclamó José Alberto, médico especialista gastroenterólogo del municipio de San Antonio de los Baños.

Revolico, screen capture

Revolico.com, screen capture

Otra profesional de la salud que no quiso revelar su identidad comentó: “Llevaba una semana sin poder entrar a mi correo electrónico, ni la dirección de mi centro de salud, ni el informático conocían el motivo. Solamente cuando llamé a las oficinas de INFOMED fue que se me informó de la sanción”.

CubaNet contactó a Carlos Javier Peña Díaz, cofundador de Revolico y radicado en España, quien accedió a comentar:

“Hace ya 7 años que nuestra página está bloqueada en Cuba y aún seguimos sin comprender el motivo. El único propósito de Revolico es el de ayudar a los cubanos, proporcionándoles un mercado alternativo basado en el modelo de anuncios clasificados. En nuestra página pueden anunciar productos o contactar a vendedores con facilidad.”

Varios médicos y estomatólogos que han sido sancionados añadieron que no están de acuerdo con la medida y llevarán su queja a cuanta autoridad sea necesario. Las cartas de apelación fueron enviadas a los directivos de INFOMED hace más de 10 días y todavía los profesionales afectados no han recibido respuesta.

¿Si Fidel sobreviviera a Raúl? / Cubanet, Rafael Alcides

by Auto Post

Fidel-ok-1Cubanet, Rafael Alcides, Havana, 10 March 2015 — Llamemósle Hermes, todo cuanto él ahora diga será en privado. No he de develar su identidad, pero por sus cargos de otro tiempo, su voz merece ser escuchada. Sabe que vivimos días confusos, y que lo serían mucho más si Fidel sobreviviera a Raúl. No es de creerlo, pero tampoco sería imposible. Ahora bien, de ser respetuosa la naturaleza, para él las cuentas están muy claras.

Tenemos en La Habana quince mil albergados, es decir personas cuyos hogares se derrumbaron y vienen viviendo por ahí como se pueda, algunos de ellas desde hace veinte años o más, y tenemos unas ciento cincuenta mil con “anuencia de albergue”, es decir personas que debieran estar albergadas pero que no lo están por falta de albergues, ciento cincuenta mil personas a las cuales hasta sin aguaceros pudiera caerles  el techo encima en cualquier momento, ciento cincuenta mil personas, en fin, que al acostarse por la noche se abrazan  con sus familiares de la casa  y se despiden como si se fueran para la guerra.  Ciento sesenta y cinco mil personas, entre albergados y por albergar, que, según el arquitecto Miguel Coyula, en conferencia dictada en la UNEAC,  hacen en número una población igual a la de Matanzas.

Súmesele a esta amenaza política –dice Hermes—  el hecho de que La Habana, con excepción de Nuevo Vedado, donde todavía no está  apuntalada está con las cabillas fuera  de la placa, y agréguesele sus graves problemas con la plomería interior, con el alambrado eléctrico, con la carpintería… Cambiar una ventana, una sola (y la mayor parte de ellas están desechas por el comején) cuesta 100 cuc o más.

Males estos no privativos de La Habana,  son de toda Cuba. Por qué esto ha sido así, no es el caso, pero importa preguntarse, continúa diciendo Hermes, si los cubanos, desaparecidos Fidel y Raúl, estarían dispuestos  a seguir naciendo y muriendo en tales  condiciones. Ni su salario le permitiría detener el deterioro de su vivienda, ni el banco podría en base a ese  salaria facilitarle créditos como no fuera, cosa imposible, a ciento cincuenta o  doscientos años, pero aun concediéndoselo, de dónde sacaría el país cemento y maderas para tan monumental reconstrucción.   Luego entonces, estamos frente a un problema creado por el socialismo para el cual no tiene el socialismo  solución.

Ahí es donde está la cosa, señala Hermes. Ahí. Si en otras partes son los “sin tierra”, aquí serán los “sin techo”, “los apuntalados”, “los que no quieren  esperar a verse apuntalados”. En esa dramática población, algo más del setenta por ciento del fondo habitacional del país, ahí es  donde ve él la garantía del Cambio, del tránsito hacia la democracia. Claro, todo esto, recalca, desaparecidos Raúl y Fidel. Y lo ilustra.

Raúl y Fidel eran héroes, venían de una guerra, fundaron una religión con eso, y empezaron regalando casas, regalando automóviles, otorgando becas, en fin, durante años fueron los Reyes Magos, tuvieron a su favor el mal trabajo diplomático de los americanos en esos años, y la gente soñaba con haber estado en la guerra de ellos. Pero sus futuros sucesores,  nombrados de dedo, y por tanto gente como los demás, fuera de la destrucción dejada en herencia por los Reyes Magos de ayer, qué podrían ofrecer.

Pensar en esto, recomienda. Hacer números. La ruta del futuro será un práctico, no ideológico, un asunto de sobrevivencia. Quien venga detrás ni siquiera podría ponerse a imitar a los chinos. Decepcionado como está el país después de todo el porvenir que le ofrecieran medio siglo y pico atrás, ahora que el porvenir ya pasó  como hemos visto,  todo lo que al cubano le huela a socialismo le hará empuñar con mayor y más decidida firmeza su hacha secreta.  Vivimos en el tiempo de Internet, señala Hermes, y por si no bastara con el desarrollo que nos  muestran los países que se salieron de las utopías socialistas, tenemos en Cuba a la vista el bienestar alcanzado por quienes ayer mismo se independizaron y se pusieron a producir por su cuenta.

Por todo esto Hermes duerme a pierna suelta. Le caen bien sus comidas, y se ríe oyendo los pronósticos pesimistas de los oráculos del momento. Sabe, como le demuestran sus números, que quien al parecer no era político, ese hombre común que ve envejecer su casa sin poderla arreglar o que se le ha caído ya, será al cabo quien decida la cuestión de la futura democracia aun en el caso de que Fidel sobreviviera a Raúl.

Los jardines de la indigencia  / Cubanet, Gladys Linares

by Auto Post

En el proyecto ambientalista “Un planeta color de rosas”, los niños serían los encargados de embellecer las áreas verdes de la capital. La ruinosa Habana requiere mucho más que un proyecto comunitario de jardinería, urge el saneamiento de la ciudad

Gladys coverCubanet, Gladys Linares, Havana, 27 February 2015 — Ahora resulta que los niños tienen la responsabilidad de crear áreas verdes para el disfrute de la población, y acabar con más de 50 años de desidia gubernamental.

¡Esto es inaudito!

El diario Juventud Rebelde, en el artículo “Celebran jornada para promover la belleza de los jardines”,se informaba del proyecto ambientalista “Un planeta color de rosas”, y de un círculo de interés integrado por 500 niños que serían los encargados de embellecer las áreas verdes de la capital.

¿Podrán los niños resolver el problema creado por los servicios comunales que recogen los grandes vertederos de basura y escombros que pululan por la ciudad con cargadores frontales de 14 toneladas que acaban con aceras, contenes y parterres y dejan cráteres que se convierten en criaderos de mosquitos, ratas y otros vectores?

El más tonto sabe que la complejidad de esta tarea requiere mucho más que un proyecto comunitario, pues corresponde a la administración pública mantener en buenas condiciones las áreas verdes, así como realizar obras de salubridad y saneamiento de la ciudad.

¿Podrán los niños solucionar el déficit de contenedores necesarios para recoger los 20 mil metros cúbicos de desechos que genera nuestra ciudad, y que muchas veces, por la mala manipulación de los trabajadores de Comunales, a quienes no se les exige responsabilidad, o por las indisciplinas sociales tales como quitarles las ruedas, echarles escombros, quemarlos, hacen que en barrios densamente poblados como Diez de Octubre, Centro Habana, Arroyo Naranjo y San Miguel del Padrón se formen los grandes vertederos de los que hablamos anteriormente?

¿Podrán nuestros niños exigirles a los obreros que actualmente instalan los metros contadores de agua en Marianao que al terminar dichos trabajos no dejen escombros, zanjas y salideros de agua?

Pero no es solo Aguas de La Habana quien deja su sello de chapucería. También la empresa del gas cuando hacen algún trabajo de “reparación” en las calles. Alegan que el tapado y arreglo de las aceras corresponde a Comunales, y a pesar de los esfuerzos que muchas veces hacen los vecinos, no logran que se concluyan adecuadamente dichos trabajos.

Toda esta negligencia por parte del Estado ha provocado la exacerbación de las indisciplinas sociales. A falta de parques y áreas de recreación para los niños, estos juegan en las calles, molestando a los vecinos. A falta de contenedores, la población alega –con razón- que no se puede tener la basura dentro de la casa y la botan en la calle. Quizás no sea coincidencia que nos lleguen tantas noticias de vecinos y familiares de amigos muertos de leptospirosis, como le sucedió la semana pasada a un joven y su perro, que vivían a menos de 100 metros de uno de estos vertederos.

“Un planeta color de rosas”, incluye entre sus objetivos crear jardines para el disfrute de los niños hospitalizados y ancianos de casas de abuelos, y aplicar los métodos empleados en la jardinería francesa. Hermosa tarea. Este proyecto comunitario cosecha desde edades tempranas la conciencia ciudadana, que tanta falta nos hace.

Pero hace falta mucho más que proyectos infantiles para devolver a La Habana su verdor.

Tener 40 años en Cuba / Cubanet, Camilo Ernesto Olivera

by Auto Post

Les llaman los “tembas”, los “medios tiempos”, “los puros”. Son náufragos de una Isla que zozobró. Se aferran a los pedazos para mantenerse a flote

dominó cover

Cubanet,, Havana, 27 February 2015 — En Cuba, a los hombres y mujeres que han llegado a los cuarenta, se les denomina como “tembas”, “medios tiempos”, “los puros”.

Los que están arribando a esta edad, presenciaron el antes y el después de 1989 en la Isla. Su niñez transcurrió, entre las escuelas al campo y en el campo, la bonanza aparente subvencionada por el Consejo de Ayuda Mutua (CAME) y la guerra de Angola. Siendo jóvenes, les llegaron los ecos de la caída del Muro de Berlín, sufrieron la crisis y los apagones.

Los que se quedaron en la Isla, ven sus vidas como náufragos de una Isla que zozobró. Algunos se aferran a los pedazos para mantenerse a flote. Otros ven alejarse la realización en un país que les negó y les niega el futuro.

Cubanet tomo testimonios en Bayamo y La Habana. Una ciudad pequeña y la capital, ofrecen el paisaje de una generación a la que le extirparon la esperanza.

Bayamo, un país dentro de otro

Una pareja accedió a conversar con este reportero, sobre cómo ven el presente y el futuro de sus vidas. El hombre, en dos años, cumplirá los 40 años. Ambos declinaron decirme sus nombres:

— Dicen que en el 2016, el paisaje en Bayamo pudiera ser otro, pero eso mismo le prometió el gobierno a mis padres y lo que yo herede de ellos fue la crisis y las ganas de irme de este pueblo y de este país.

se identifico como El Pelon(Bayamo)foto Camilo Ernesto Olivera

— Esta es una ciudad linda –habla ella– pero nos queda chiquita cuando vemos el montón de oportunidades que estamos perdiendo. Aquí los que prosperan, más o menos, son los que reciben ayuda de quienes se fueron  jóvenes a probar suerte en otro país. No quiero para mis hijos, la desesperanza que heredé de mis padres. En eso él y yo estamos de acuerdo.

Se hace llamar El Pelón, es promotor cultural graduado en el caos educacional de la pasada década:

— Tengo mucha familia viviendo en Estados Unidos. En una etapa pensé en cruzar a Miami, saliendo por Puerto Padre. Luego la vida se me enredo y aquí sigo estando. Cuando llegas a los cuarenta, hay parte del impulso inicial que se va perdiendo. Es como si entraras a un período en que avanzas a media máquina. Te resignas al entender, que no es lo mismo llegar a otro país con veinte años que con más de cuarenta.

La Habana en cuarenta por cuarenta

El teatro Maxim Rock, es un hervidero de jóvenes y no tan jóvenes. Es sábado en la capital. Esta noche, conviven dos generaciones de amantes del género en este recinto, intentando pasarla lo mejor posible. Este cronista logra dialogar con una pareja. El declara tener justamente los cuarenta años, ella es mucho más joven, ambos hablan de manera informal y sin identificarse:

— Hace 20 años –cuenta él–  andaba por El Vedado cazando a los extranjeros, “jineteando”, eran los noventa, la época de los apagones y toda esa pesadilla de la que nadie quiere acordarse. Hay que ser valiente para irse –añade– también para quedarse aquí. Eso es lo que respondo cuando me preguntan porque sigo viviendo en Cuba.

TESTIMONIANTES QUE NO SE IDENTIFICARON(BAYAMO)foto Camilo Ernesto

–Algo tendrá que cambiar — dice ella– el tiempo de “esta gente”(el gobierno) ya pasó hace rato. Siguen aferrados a lo mismo con lo mismo –agrega–. Y están muy mal si creen que el silencio del pueblo es por resignación…

Dominó, juego de la vida y la política

En una Casa de los Abuelos, que se sostiene en estática milagrosa, un grupo de hombres arman otra ronda del juego de dominó sobre la mesa. Todos rebasaron hace rato los cuarenta años. Cada ficha, es una opción a la que se apuesta en silencio como en el juego de la vida y la política. Sus rostros son la historia de este país, a la deriva entre el pasado moribundo que los sentó a esa mesa, y el futuro, incierto como las fichas.

A esa misma hora, en el Parque Máximo Gómez de Miami, sus pares juegan también otra ronda. Son veteranos de la nostalgia. Algunos todavía esperan la inminente caída de los hermanos cara dura, igual que cuando llegaron a La Florida a los veinte años.

Mientras tanto la sombra de la reconciliación, sin libertad para los cubanos de la Isla, avanza entre ambos lados del Estrecho.

Esta entrada a Cuba sí incluyó conversación con la Seguridad del Estado / Eliecer Avila

by Auto Post

IMG_4465-225x300Eliecer Avila, 26 February 2015 — Ante éstas “conversaciones”, siempre me pregunto si vale la pena publicar o no lo sucedido. Pues ni siquiera a ellos mismos me gusta darles la impresión de que chillo por todo. Pero también creo que, no publicarlo, solo atenta contra mí. Ya que ellos tienen cámaras en sus locales y me demostraron con un videíto manipulado que no tienen escrúpulos en usar toda información para destruir a la persona.

Ayer, entrando en el aeropuerto me aborda un oficial de Inmigración y retirándome el pasaporte me conduce a una oficina para un “control de rutina”. Ya estas mañas me las conozco así que no me sorprendí al ver en el interior del cuartico al Tte. Cor. “Yanes” y a “Marquitos”, que para otras personas se llama diferente y es el joven que nos “atiende” hace tiempo. El mismo que nos montó en las patrullas a mí y a Reinaldo el día del performance de Tania Bruguera.

Después de retirado el teléfono, empieza la “charla”, que fue extensa no obstante solo resalto algunas frases esenciales que ayudan a entender la rara mentalidad de estas personas. También incluyo parte de mis respuestas y otras consideraciones sobre sus puntos de vista.

SE: Métete en la cabeza una cosa, la revolución no se va a caer porque tú y algún otro loquito estén soñando con un partido. ¡Tú no eres nadie!

Me pregunto si soy tan insignificante y no represento ningún peligro: ¿Cuál es el motivo de tanta atención por su parte? ¿No deberían dedicar entonces la gasolina que gastan, el tiempo, salarios, jabas, ropa, y muchos otros recursos a arreglar hospitales, construir edificios o comprar antenas para Internet?

SE: Tú estás muy equivocado si crees que nosotros le tenemos miedo a Internet. Lo que pasa es que nosotros se la vamos a poner a los médicos, a los profesores, a los revolucionarios. A ti no te la vamos a poner ni a Yoani Sánchez. Además no te hagas “pajas mentales” de que los americanos van a subvertir esto con Internet. Nosotros vamos a tener una Internet segura, como la tiene Rusia o China. Tú sabes bien que para eso tenemos miles de informáticos y cibernéticos.

Me parece surrealista que una persona, especialmente un joven, me diga que el modelo de acceso a la información que desea para los cubanos, para su pueblo, es el de Rusia o China. Por otro lado, con esa mentalidad no me asombra que la economía cubana este destruida, con tantos miles de profesionales en su mejor edad productiva dedicados a pisar el freno y no a mover el motor de nuestro desarrollo. ¡Diera cualquier cosa por tener esta discusión en público! Me encantaría saber que piensa Calviño al respecto, que piensan los intelectuales, los humoristas, los trabajadores, los artistas, los estudiantes e inclusos los policías y el resto de los militares. Así que los invito a discutir el tema públicamente y su respuesta es cambiar de asunto…

SE: Bueno, cuéntame cómo te fue en el viaje, con quien te reuniste, qué hiciste…

Me fue muy bien, los detalles se los cuento a mi familia, a mis amigos…no veo por qué compartirlos con ustedes.

SE: Bueno, hemos visto que estás a favor de la relación con EEUU, pero en el fondo tu posición es la misma que la de otros contrarrevolucionarios, ves en los cambios la oportunidad de traer aquí la “democracia perfecta” esa que tanto te gusta, la que hay en EEUU. Esa fue la conclusión que sacaron nuestros especialistas al analizar por ejemplo tú entrevista con la CNN.

Siento la tentación de decirles una pila de cosas pero me doy cuenta de que es arrojar margaritas a los compañeros… no digo nada…

SE: Mira Eliecer, como mi deber es aconsejarte, te sugiero que no te sumes a esas iniciativas que andan por ahí, en casa de tu amiga Yoani, ni en cositas para la cumbre… ¿Tú recuerdas el instructor de Villa Marista que te atendió en Regla el día 30? Pues no te asombres si te tocan la puerta mañana para llevarte preso, por violar la ley con todo eso que ustedes están haciendo. Aquí hay leyes igual que en EEUU y tu allá no violas ninguna… ¿no?

Expresarse no es una violación en ningún país normal del mundo. Yo voy a seguir diciendo lo que pienso en Cuba, en Groenlandia y en Marte. ¡Donde quiera que se me invite a conversar con seriedad ahí estaré, en casa de Yoani o en el Consejo de Estado!

Cuando finalmente me dejan ir, ya me espera la aduana del otro lado. Y me llevan para otro cuartico para una revisión microscópica del equipaje. Finalmente al ver que estoy limpio y mi equipaje es casi nada. Se concentran en analizar el contenido de un libro que me dedicó René Hernández Arencibia, que se titula: El Libro de Cuba, 500 Años de Historia. Después de que los jóvenes aduaneros y su jefe le echaran una ojeada minuciosa llegan a una esperanzadora conclusión: “Bueno, parece que esto habla de todo no…” Y me lo dejan pasar.

Aún tengo fresco el dolor de los 36 libros que me decomisaron por ser: “Literatura inadecuada”. Obviamente la formación literaria de la aduana cubana debe ser cosa seria, pues dudo que los grandes de las letras en el mundo lleguen con facilidad a una conclusión así…

Finalmente salí del aeropuerto y llegué a casa. Entonces comienza el “yoga” para refrescar y desintoxicar con lo poco que nos va quedando disfrutable en Cuba, la familia, los amigos…y esta fe en el futuro, que se niega a ser quebrada.

Ing. Eliécer Ávila.

Nota al pie (en letra pequeña): Este post debió ser publicado ayer, tiene un día de retraso por dificultades con la comunicación desde Cuba.

El cubo de agua fría / Cubanet, Rafael Alcides

by Auto Post

Photo from the Internet

Photo from the Internet

Cubanet, Rafael Alcides, Havana, 19 February 2015 — Estaban en un guateque asando un lechoncito en púa y de improviso, en lo más alto de la canturía, llegó Raúl Castro con un cubo de agua y lo vertió sobre el fuego donde asaban el lechón. No se me ocurre una imagen más real para sintetizar el efecto causado en el ánimo de la disidencia cubana el discurso recién pronunciado por el general de Ejército en la cumbre del CELAC.

Es también, reciclada de modo que donde antes decía Raúl diga Secretario de Estado, la imagen exacta, cortada a la medida, para sintetizar el estado de ánimo en que, ripostando al inhóspito cubo de agua del presidente cubano, dejó a la militancia del PCC la declaración de gobierno de los Estados Unidos, declaración según la cual el restablecimiento de relaciones diplomáticas de aquel país con el nuestro no incluía la suspensión de Bloqueo, ni la entrega de la Base de Guantánamo, ni la autorización para venir a turistear.

“Entonces esta gente no han tenido que bajar del todo la cabeza como se venía diciendo en la TV y en los periódicos”, comentaba en la cola de la farmacia un fundador del partido.

Y en el partido no tan secreto de enfrente, el de la disidencia, he oído decir a alguien las siguientes desoladas palabras.

“En ese caso, nuestro trabajo por la democracia, más que favorecerse, podría agravarse. Estados Unidos y la Unión Soviética mantenían relaciones diplomáticas y, para lo demás, eran como gato y ratón. Siguiendo esta experiencia, si hasta ahora nos han encarcelado por disidentes, en lo adelante podrían fusilarnos acusados de espías al servicio de Estados Unidos tal cual le sucediera los demócratas rusos en épocas de la Unión soviética.”

Otros disidentes no se muestran tan pesimistas. Pasado el sofocón inicial por el inclemente cubo de agua con que se apareciera Raúl en la canturía, empiezan a mirar de nuevo el vaso y a descubrir que no estaba medio vacío sino sólo a medio llenar.

Los tiempos han cambiado. Por mucho que quisiera Raúl reeditar los métodos de la URSS no podría. Según Marx, oí decir a un disidente de entusiasmo proverbial y hombre de estudios, cada organismo lleva en sí el germen de su propia destrucción. Era el caso del socialismo con remiendos capitalistas cada vez mayores iniciado por Raúl para sobrevivir. Los ya casi quinientos mil cuentapropistas, ejército que no dejaba de crecer, serían los enterradores del sistema.

Cierto: esa gente no son políticos, son comerciantes, su asunto es ganar dinero e, inclusive, desearían no buscarse problemas con el gobierno a los efectos de seguir haciendo dinero, pero, gran paradoja, por ser gente que se ha independizado en lo económico, se han convertido en un poderoso sector político.

He ahí, en esa gente con iniciativa pero todavía sin conocimiento de sus derechos, seguía diciendo el docto disidente de mi cuento, un sector para trabajar. El “botero”, por ejemplo, todavía no sabe que el pago de sus impuestos le da derecho a exigir calles sin baches, y así caso por caso, sector por sector, el gastronómico, el de los mecánicos, y cuando vienes a ver tienes creado un público semejante en intenciones al de la montaña en vísperas de la toma de la Bastilla.

Otros disidentes más entusiastas que aquel primero, por lo que me cuentan, se han confiado a la idea tal vez exagerada de que a Raúl y sus ya mus escasos históricos no les han de quedar muchas afeitadas, y acaso exagerando aún más, no vislumbran en el Consejo de Estado a nadie con poder de convocatoria para hacerse seguir ni en su casa, y menos, aseguran, en la circunstancia de un gobierno que durante cincuenta y cinco años ha probado que el socialismo no pasó de ser una fantasía del soñador Carlos Marx.

En fin, La Habana, la ciudad cubana desde donde estoy tomándole el pulso a la situación política, vive hoy una época de pronósticos semejante a los del Instituto de Meteorología en la temporada del primero de junio al 30 de noviembre. Excepto que es época de ciclones, nadie sabe cuándo ni por donde entrarán.

El público, por su parte, el gran público, continúa cejijunto matándose para coger el ómnibus y esperando su remesa, como si lo del cubo de agua no fuera con él. Ni las adivinaciones de la disidencia ni los entusiastas pronósticos del nuevo modelo económico del gobierno le importan. Creyendo interpretar este sentir, una anciana maestra jubilada, que vende empanadillas en los hospitales, me decía muy experimentada:

“No pierda usted su tiempo oyéndolos. Aquí no va pasar lo que digan o puedan dejar de decir Raúl y sus contrarios. Va a pasar lo que quiera Dios.”

“El pueblo habla muy bien de nosotras” / Cubanet, Ernesto Garcia Diaz

by Auto Post

Cubanet, Ernesto Garcia Diaz, Havana, 19 February 2015 — LA HABANA, Cuba: -En la mañana del pasado sábado 14 de febrero, en el pueblo Colón, Matanzas, CubaNet visitó a la Dama de Blanco, Caridad María Burunate Gómez.

Para conocer más sobre la disidente y miembro del clandestino Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel (PDPLB), le preguntamos en que año se inició en el movimiento de las Damas de Blanco.

Respondió: “Me inicié en el movimiento de las Damas de Blanco de Colón en el 2005. Tenía contacto con otras damas, pero aquí comencé voluntariamente con mi hermana de lucha María Teresa Castellano, fuimos las dos caminando vestidas de blanco a la Iglesia y de la parroquia a mi casa. Yo pertenecía al PDPLB, que preside mi compatriota Feliz Navarro Rodríguez, del cual recibimos apoyo y son nuestros protectores cada vez que desfilamos los domingos”.

¿Cómo fue creciendo el movimiento de las Damas de Blanco en Colón?

Bueno, se nos fue uniendo un grupo de mujeres opositoras de los municipios de los Arabo, Perico, Calimete, Jovellanos, que eran también Damas de Blanco. Éramos más de una docena y nos hemos mantenido saliendo todos los domingo, caminamos de dos en dos en silencio. Estamos organizadas, a pesar de la presión que recibimos de la Seguridad del Estado.

¿Qué hacen tus compatriotas del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel?

Qué puedo decirte, realizan un acompañamiento decisivo, para evitar que nos golpeen. Eran una veintena cuando nos reprimían fuerte, ahora son menos, porque no nos reprimen. Muchos de ellos se quedan en mi casa. En la etapa en que la Seguridad me rodeaba la casa, días antes venían de Perico, de Jovellanos, Los Arabos, muchos venían incluso desde el viernes, así salíamos a la calle. Era una forma de evitar que los detuvieran. Es mucha la hermandad entre todos.

“Aquí nos han dado mucho golpe, recibieron golpes Ivan Hernández Carrillo, Félix Navarro Rodríguez, Francisco Rangel, a Senén lo desmayaron de un maderazo, a mí me galleteaban, a mi hermana le hicieron un hematoma en la barriga. Un oficial conocido como el coronel Joaquín de la sección 21 violentó mi casa, a Lázaro Díaz, le dieron por la cabeza que le chorreaba la sangre, se los llevaban a otras provincias, los dejaban botados con inseguridad para sus vidas.”

¿Ustedes tienen acogida de la población?

María Burunate Gómez, Dama de Blanco (foto tomada de Internet)

El pueblo habla muy bien de nosotras. Cuando nos repudiaban, nos daban golpes, eso el pueblo no lo veía correcto. La gente sabe que nosotros no nos metemos con nadie, no gritamos consignas, caminamos calladas, con la flor en la mano y nuestro silencio tal parece que es el retumbar de una voz enaltecida que clama “libertad para los presos políticos y libertad para Cuba”.

El 2014 fue un año de mucha represión hacia ustedes ¿Cómo se comporta esa situación actualmente?

Nos tiraron huevos, nos pintaron con chapapote la casa, utilizaron a presidiarios para que nos tiraran mierda de cerdo, nos decían mercenarios, gusanos, pero pudimos desacreditar a varios dirigentes del gobierno local por corruptos.

“El propio pueblo nos fue diciendo quienes eran corruptos, empezamos a decirles las verdades a Bequer, a Dignora Senea Sotolongo presidenta del gobierno, que hizo manejos indebidos con unas casas, recibe dólares del extranjero y dice ser Patria o Muerte. Los actos de repudio fueron disminuyendo. Ahora nos vigilan.”

¿Cómo se ha comportado la Seguridad del Estado después del anuncio del 17 de diciembre pasado?

Los oficiales de la Seguridad del Estado Orlando Figueroa, Ravelo e Irbis, nos han dicho que no se van a meter más con nosotras, que saliéramos en grupo, no de dos en dos y en fila. Pero no lo aceptamos. El domingo 21 de diciembre nos condujeron a la policía, pero en los subsiguientes domingos no se han metido más con nosotras.
“Nuestro perfil no ha bajado, el de la seguridad se ha reestructurado, ahora la seguridad hace los ataques individualmente.”

¿Qué esperas del restablecimiento de relaciones entre el gobierno de Estados Unidos y Cuba?

Yo no espero nada del gobierno cubano. Este gobierno es una dictadura, no van a democratizar el país, no quieren que los opositores se legalicen, no quieren reconocer la oposición.

“Dicen que no tenemos tribuna, claro, si nos la niegan. Dicen que somos mercenarios, que no tenemos poder de convocatoria, ni un proyecto para el pueblo, claro, si cuando salimos a la calle, nos siguen, nos aprenden, no nos dejan hacer nada. Son unos chantajistas.”

Damas de Blanco, de Colón, Matanzas (foto tomada de Internet)

“Que nos permitan salir a las calles, que nos legalicen, no durará nada este gobierno que en minoría habla en nombre de la mayoría. El pueblo mismo los echaría.”

Dice Felipe Marrero Manes, conocido como “Merejo”, esposo de Caridad: “He apoyado a mi esposa en todo, llevamos 26 años de casados. Nuestras hijas Yelena e Yisabel han crecidos asediadas y avasalladas por la Seguridad. La mayor estuvo detenida y le dieron golpes. El régimen les impidió su desarrollo escolar. Un hermano mío masón de logia, me advirtió que cuidáramos a las niñas, que no iban a poder estudiar. Es el amor quien alimenta nuestro matrimonio y nos mantiene en la lucha.”

Finalmente le preguntamos a Caridad: ¿Desea transmitir algún mensaje a los que lean esta entrevista dentro y fuera de Cuba?

“Que seguiremos luchando, desfilando todos los domingos. Debemos unirnos y dejar atrás cualquier discrepancia. Hay que trabajar con el pueblo. Una causa con amor triunfa. Aquí trabajamos con el pueblo.”

ernestogardiaz

El silencio elocuente de Mariela Castro / Cubanet, Tania Díaz Castro

by Auto Post

Mariela-1Cubanet, Tania Diaz Castro, Havana, 19 February 2015 — El homosexualismo es más viejo que andar a pie. Pero Fidel Castro, a través de la Seguridad del Estado, órgano que él fundó y que ha dirigido siempre, hizo todo lo posible por desaparecerlo de la faz de la tierra cubana. Lo creía un cáncer capaz de corroer su dictadura.

En una entrevista concedida en agosto de 2010 a la periodista Carmen Lira, del diario mexicano La Jornada, el líder histórico confesó por primera vez sentirse culpable de la homofobia surgida en Cuba, mal que aún no ha desaparecido de la cúpula gubernamental castrista

Expresó en aquella oportunidad que ¨fueron momentos de una gran injusticia¨, y aclaró que personalmente él no tenía prejuicios de ese tipo. En esa ocasión, no mintió el Comandante. Varios de sus amigos en el poder eran homosexuales archi conocidos por todos, como Alfredo Guevara y Pastorita Nuñez, entre muchos otros. Para el líder guerrillero, no eran ¨árboles torcidos¨, ni ¨un subproducto que no se da en el campo¨, como dijo del resto de todos.

Los miles que resultaron detectados por la Seguridad del Estado, sufrieron prisión, tratos crueles y trabajo forzado en las célebres Unidades Militares de Ayuda a la Producción –UMAP-.

Ha transcurrido más de medio siglo. La dictadura castrista es la misma. En ella ocurren los mismos males, aunque en menor medida. Tal vez por eso, la hija del general presidente, Mariela Castro, dedica sus horas libres a una especie de campaña contra la homofobia y la discriminación de género.

Es posible que sin darse cuenta, el 13 de febrero de 2013, calificara muy mal a su tío Fidel Castro, cuando expresó a la Agencia ANSA: ¨No cabe la menor duda de que el proceso de creación y de funcionamiento de las UMAP, fundado en 1965, fue arbitrario¨. Arbitrario es lo mismo que injusto, despótico, abusador y tirano.

En la actualidad, el silencio de Mariela da mucho que pensar, respecto a lo que sucede en la tele novela La otra esquina, que se puede ver por el canal 6 de la televisión cubana.

Como ya es del conocimiento público, esta novela, con guión de Yamila Suárez, se ha visto forzada a ocultar un aspecto de la historia, relacionada con los personajes de Oscar y Esteban, una pareja de homosexuales, interpretada por dos excelentes actores de la vieja guardia.

Los cambios ocurridos durante los capítulos editados y los cortes bruscos sufridos, dan prueba de que, al no poder prohibirse la telenovela, –ya estaba anunciada y no había otra– se decidió censurarla por orden del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

¿Qué hizo la defensora de los gays en aquellos momentos, hace ya algunos meses?

Nada.

Nada ha dicho si participó de las fuertes discusiones en el Instituto Cubano de Radio y Televisión –ICRT–, con el fin de evitar que se sustituyera el amor de toda la vida entre los ancianos Oscar y Esteban, por unas relaciones filiales, que nada tenían que ver con el desenvolvimiento de la trama.

En el capítulo de la semana pasada, pudo verse en una mesa la foto de los viejos amantes, de pie y con sus cabezas unidas, en un gesto muy clásico y tierno de amor. Olvidaron suprimirla de la escenografía, como otros detalles que delatan el asunto.

El pasado 9 de febrero el periodista independiente Frank Correa denunció el hecho en una crónica que publicó CubaNet. De esa forma se conocieron las vicisitudes que ha padecido La otra esquina para poder salir al aire.

Mariela, respecto a este asunto, ha hecho mutis por el foro izquierdo.

No ha querido buscarse más problemas con su tío, tan viejito.

La novela, tal como ha sido cambiada, es una prueba evidente de que en Cuba, la homofobia continúa igual que todo.

Aumentarían salarios a médicos de la Isla / Cubanet, Roberto Jesus Quinones

by Auto Post

Medicos-cubanos-en-misión-de-saludCubanet, Roberto Jesus Quinones, Guantanamo, 16 February 2015 — Un rumor mantiene eufórico al sector médico de Guantánamo y provoca inmediatos estallidos de júbilo en los pasillos de los hospitales, en las casas y en cuanto lugar se da a conocer la presunta buena nueva, de la cual, rumor al fin, nadie conoce su origen ni la intención que puede ocultar.

Según los que se encargan de difundirlo, muy pronto el gobierno volverá a aumentar el salario de los médicos. Y como ocurre con todo rumor, siempre hay quienes lo conocen todo acerca de él y afirman que el nuevo aumento se pondrá en vigor para tratar de contener el éxodo de galenos hacia el extranjero mediante el permiso de salida por treinta días, una especie de salvoconducto que les sirve para tomar las de Villadiego.

Esos entendidos aseguran que el nuevo aumento elevará el salario de los galenos a la suma de cinco mil pesos mensuales (200 dólares), un pago astronómico en Cuba, pero que sólo lo recibirían aquéllos que se comprometan, mediante documento firmado, a permanecer en el país por cinco o diez años sin solicitar dicho permiso de salida.

Sin embargo, a pocos días de haber surgido el rumor, comienzan a escucharse las voces de aquéllos que, sacando cuentas bien claras, afirman que ni aún con este aumento, que colocaría a los médicos en la vanguardia de la aristocracia laboral castro comunista-integrada ya por la burocracia partidista y gubernamental, los deportistas de alto rendimiento y la alta oficialidad de las FAR y el MININT- se podrá contener el éxodo masivo de estos profesionales hacia el extranjero. Sobre todo para Ecuador, un país que no exige visas y donde ya existe una incipiente pero próspera colonia médica cubana que se ha encargado de comunicar a sus colegas de la isla el alto nivel de vida conquistado rápidamente en la tierra de Eloy Alfaro.

Porque cinco mil pesos cubanos son alrededor de doscientos dólares, cifra muy inferior a la que cualquier médico cubano gana en el extranjero.

Medicos-cubanos-en-misión-de-salud medicos-cubanos-bolivia-580x388Entre el bienestar al alcance de la mano y las promesas de un socialismo próspero y sostenible que nadie sabe cuándo llegará ni si también es otro rumor o una nueva quimera febril de los dirigentes cubanos, no hay que estropearse mucho el meollo para decidir. Los bobos están cada día son más escasos y el teque ideológico se halla en terapia intensiva hace bastante tiempo.

No sé qué va a hacer el gobierno para impedir esta fuga de médicos, que tiene incidencia directa en uno de sus logros sociales más pregonados – actualmente en estado muy precario, entre otras causas por la escasez de especialistas- y en la exportación de servicios de salud, quizás, junto con el turismo, la actividad más lucrativa de la economía cubana en estos momentos.

En caso de que el rumor se convierta en certeza, veremos qué pasa con el resto de los profesionales, porque la fuga de personal calificado no es privativa del sector de la medicina. La Caja de Pandora está abierta y el gobierno no da señales que nos permitan creer que tiene posibilidades para cerrarla y, sobre todo, convencer.

Dirigen maquinaria de acoso a investigador contra el cáncer / Lilianne Ruiz

by Auto Post

El joven Oscar Casanella es amenazado en la vía pública por “factores” de la revolución. La Seguridad del Estado quiere sacarlo de su trabajo

Oscar, tercero de izquierda a derecha. Ciro, con gorra_foto cortesía de la autora

LA HABANA, Cuba.- Alguien debió escuchar las conversaciones telefónicas de Oscar Casanella. Por esos días, él estuvo organizando una fiesta con sus amigos para recibir a Ciro, el guitarrista de la banda de punk- rock “Porno para Ricardo”, quien regresaba del extranjero.

Inesperadamente, el jueves 5 de diciembre de 2013, a las 9:15 pm, justo frente a su casa, (en la calle La Rosa 634 bajos, entre Boyeros y Ermita, Plaza de la Revolución, La Habana), cuatro personas desconocidas, dos hombres y dos mujeres de unos sesenta años, le cerraron el paso para decirle: “Oscar, usted no puede hacer ninguna actividad por estos días y si la hace va a sufrir serias consecuencias. Personas extrañas para usted le pueden hacer daño, e incluso nosotros le podemos hacer mucho daño”.

Este fue el preámbulo de su historia kafkiana:

Unos vecinos le dijeron más tarde que entre quienes le habían amenazado estaba uno nombrado Gari Silegas, y que los cuatro eran miembros del partido comunista, que se reunían en algo conocido como “Núcleo Zonal”, agrupación de militantes retirados de varios “Comités de Defensa de la Revolución” (CDR).

Oscar se dirigió, el sábado siguiente, día de la fiesta, a la Estación Policial de Zapata y C para hacer la denuncia. Pero allí lo remitieron al Jefe de Sector, nombrado Eusebio, que opera en las calles aledañas a su casa; lo cual significaba que Eusebio, el policía, y Silegas, el comunista, se conocían y hasta trabajaban juntos. Recordemos que en Cuba a ese grupo de trabajo se le conoce como los factores del barrio.

-A Gary Silegas le pidieron que no volvieran a amenazarme. Todo quedó en una labor profiláctica, me dijeron. Intenté hacer la denuncia pero ellos la desestimaron-, explica Oscar.

Oscar en su trabajo_foto cortesía de la autora

Ese mismo día, apareció una moto Suzuki con chapa azul. La intimidación subía de tono. Dos individuos vestidos de civil se negaron a mostrar su identificación pero se presentaron como agentes de la Seguridad del Estado. Narra Oscar:

-Me amenazaron con meterme preso. Me dijeron que yo puedo pensar lo que quiera pero no puedo decírselo a nadie, y que no puedo reunirme con mis amigos en mi casa. Me dijeron además que yo debería irme del país y que ellos me iban a “joder la vida a mí y a mi familia”. No habiendo yo cometido ningún delito o infracción que atente contra persona alguna, me siento amenazado. Mencionaron también mi asistencia, como público, a Estado de SATS, que se realiza en el municipio Playa en la casa de Antonio Rodiles. Testigo de estos hechos fueron prácticamente todos los vecinos del barrio.

Esa noche tuvo lugar la fiesta. Las vecinas de Oscar, activas cederistas, para darle más “sabor” al proceso, se dedicaron a copiar las chapas de los carros que estaban parqueados en la calle, sin importar si sus dueños asistían. Fueron más de cincuenta invitados, la mayoría jóvenes graduados de la Universidad de la Habana. Oscar ponía discos de Juan Luis Guerra y la 440 y Ciro de música punk, pero todos hablaron la misma lengua y pasaron la noche bailando y divirtiéndose.

La reacción no se hizo esperar

El 9 de diciembre, a Oscar lo esperaba una sorpresa en su centro de trabajo, el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (Hospital Oncológico), donde trabaja como investigador. Su tesis de doctorado la hace sobre el cáncer de colon esporádico. También trabaja como profesor adjunto de la Facultad de Biología sin percibir ningún salario por esta última labor. Un colega suyo, Pedro Wilfredo Fernández Cabezas, le esperaba para decirle que de continuar asistiendo a actividades con grupos contrarrevolucionarios, de “mercenarios, anexionistas y neoliberales” ―un coctel de acusaciones alucinante― podría sufrir consecuencias negativas en su trabajo. Oscar le respondió que tiene amigos que se expresan contrario al gobierno, pero que no son mercenarios ni anexionistas. Tranquilamente, le explicó que tampoco creía que fueran de tendencia neoliberal, aunque consideraba que si así fuera, eso no justificaba ninguna acción contra ellos.

Volvemos así al punto inicial.

-El miércoles 11 de diciembre del 2013, intenté nuevamente hacer la denuncia de estas amenazas en la Estación de la PNR de Zapata y C. El primer teniente Abad se opuso a escribir la denuncia porque, según él, la amenaza se registra y se atiende solamente cuando es amenaza de muerte, no cuando me amenazan con golpearme, ni con meterme preso, ni con sacarme del trabajo-, prosigue Oscar en esta saga del absurdo.

Y el pasado mes de abril, un oficial de la Policía Nacional Revolucionaria dejó una citación en su casa para que se presentara al día siguiente en la Unidad de Zapata y C. ¿El motivo? Una entrevista con el capitán José A. Blasco.

-Pero cuando me presenté en la Unidad, el capitán José A. Blasco me conduce a una oficina y seguidamente se retira. Nunca existió tal entrevista con dicho capitán. En la oficina se encontraban tres hombres más jóvenes que yo, vestidos de civil, de los cuales solo uno se identificó como Marcos, aunque los tres decían ser de la Seguridad del Estado. En resumen, me dijeron que me iban a sacar de mi centro de trabajo, donde llevo trabajando 10 años sin tener problemas laborales, para ponerme a trabajar en otro centro de menor envergadura o en un policlínico. Me dijeron que podían perjudicarme aun más a mí y a mi familia, pues la Seguridad del Estado dice que yo no puedo seguir comunicándome con algunos amigos, como Ciro, el de Porno, al cual conozco desde el pre-universitario-, continuó Oscar.

Oscar también toca la guitarra_foto cortesía de la autora

Sus alternativas estaban claras y eran solo dos, en su caso complementarias. Conversar con esta reportera y quejarse a las instituciones del Estado.

El joven investigador escribió cartas en todas direcciones. Recogió firmas de muchos de sus compañeros y alumnos. Las llevó a todas las instituciones posibles y le entregó copias acuñadas a cada uno de quienes le apoyaron.

La maquinaria kafkiana parecía detenerse en un punto, pero en realidad continuó. Todo esto le ha robado muchas horas de investigación. Ha tenido que dedicarlas también a estudiar derecho y a tratar de entender por qué un régimen se dedica a irrumpir en la intimidad de la gente y a desestimular los talentos propios de personas a quienes les interesa, sobre todo, aportar conocimientos. Oscar todavía no es un disidente.

Lilianne Ruiz, 4 July 2014, Cubanet

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.